Los Llanos de Aridane lleva el CEMFAC hasta Paraguay

La nueva obra, del pintor Diego Vicente, se encuentra en el Centro Cultural Juan de Salazar, en Asunción

El Ayuntamiento de Los Llanos de Aridane continúa con el proceso de internacionalización del CEMFAC-La Ciudad en el Museo, Foro de Arte Contemporáneo. Este martes, 19 de marzo, se inauguró en Asunción, Paraguay, un mural en la fachada del Centro Cultural de España Juan de Salazar. La obra es del pintor español Diego Vicente, en colaboración con Ricardo Suárez, técnico de Cultura del consistorio aridanense. Además de Vicente y Suárez, a la presentación acudió la embajadora de España en Paraguay, Carmen Castiella Ruiz de Velasco.

Los ejes llevados a cabo en este programa de internacionalización fueron el fomento de la participación, la recuperación del espacio público, el fortalecimiento de las instituciones culturales y la formación de agentes culturales en el ámbito de la gestión y el arte urbano.

El alcalde Javier Llamas destaca el alcance de la CEMFAC y su impacto en la imagen y promoción del municipio.

“El arte es una poderosa herramienta para cruzar fronteras, intercambiar culturas y promocionar la imagen de Los Llanos de Aridane en el exterior. Que el museo en la calle que nació en nuestro municipio hace dos décadas también se encuentre en ciudades de África y Suramérica es un orgullo. Seguiremos conectándonos con el mundo a través del arte”, apunta, al tiempo que agradece el trabajo y la dedicación de Ricardo Suárez con el CEMFAC.

En este sentido, la concejala de Cultura de Los Llanos de Aridane, Marlene González, destaca como La Ciudad en el Museo se ha convertido en “un referente en el mundo de la plástica moderna en espa­cios públicos”.

La concejala define el CEMFAC como un viaje de “ida y vuelta”. De ahí el compromiso del Ayuntamiento, no sólo de seguir enriqueciendo el museo callejero de Los Llanos de Aridane, sino de continuar con el proceso de internacionalización.

La obra de Diego Vicente en Paraguay

El artista español Diego Vicente explica que su objetivo era dotar de una “nueva piel” al Centro Cultural de España Juan de Salazar. Mientras mantuvo su estilo original, experimentó con colores y abstracción para armonizar lo contemporáneo con el pasado representado en la estructura, generando un diálogo estético entre ambos períodos.

Vicente reconoce la arquitectura y la naturaleza como los principales atractivos de Paraguay y busca capturar esa esencia en su obra.